Las personas mayores LGTBIQ+ en riesgo de sufrir una doble discriminación

Abarazando la diversidad
Abarazando la diversidad
La jornada se ha celebrado con la colaboración del área de Acción Social e Igualdad del Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano
Las personas mayores LGTBIQ+ en riesgo de sufrir una doble discriminación

La residencia sociosanitaria IMQ Igurco Orue y la residencia foral IMQ Igurco José M.ª Azkuna, ambas de Amorebieta-Etxano, han celebrado junto con el Ayuntamiento de esta localidad vizcaína una jornada en torno al colectivo LGTBIQ+, desde la perspectiva de la atención a las personas mayores y en el marco del Día Internacional del Orgullo LGTBIQ+. El evento se ha llevado a cabo en el auditorio de la residencia Orue bajo el lema ‘Respetamos y cuidamos en la diversidad’.

En la jornada intervinieron Ainhoa Salterain, concejala de Acción Social e Igualdad del Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano y la Dra. Naiara Fernández, médica geriatra y directora Asistencial de IMQ Igurco, que pronunció la conferencia ‘Abrazando la diversiEdad’.

Tras ellas, se dio paso a una mesa redonda de experiencias intergeneracionales, en la que participaron Mintxu Terceño, antiguo residente de IMQ Igurco Orue; Asmi Molina, activista intersexual de las entidades Kaleidos, Krisol y Gehitu; Iker Martín, responsable de Calidad de IMQ Igurco y cofundador de la Liga LGTB de la Universidad del País Vasco; y Aratz Castro, coordinador del Bilbao Bizkaia Pride en la Asociación Ortzadar LGBT Elkartea.

Después de la mesa, la jornada acogió una conferencia de la activista transexual zornotzarra en las entidades Aldarte y Kili Kili, Iraide Legina.

Riesgo de una doble discriminación

Tal y como manifestó durante la jornada la geriatra Naiara Fernández, «a los profesionales de la atención a las personas mayores nos preocupa que, a medida que las personas del colectivo LGTBIQ+ cumplen años, puedan estar expuestas a una doble discriminación: la relacionada con la edad y la que arrastran desde edades tempranas en forma de homofobia o transfobia. Éstas pueden propiciar la aparición de situaciones de soledad percibida y aislamiento social, con un claro perjuicio para su salud y calidad de vida».

Para la directora Asistencial de IMQ Igurco, «como profesionales, tenemos una responsabilidad con la visibilización de la diversidad de las personas mayores, también en términos de identidad de género y orientación afectivo-sexual, generando espacios de confianza donde garanticemos el desarrollo de su libertad sexual y afectiva. Para ello, es necesario abordar una formación específica de los profesionales sanitarios, como promotores de un trato comprometido y facilitador de un sentimiento de libertad, a veces negada».

‘Harrotasuna’

Por su parte, Ainhoa Salterain Gandarias, concejala de Acción Social e Igualdad de la localidad vizcaína, subrayó que «Amorebieta-Etxano quiere visibilizar y reconocer la diversidad sexual e identidad de género. Es por eso que hemos hecho partícipe a la ciudadanía de la campaña ‘Harrotasuna’. Queremos transmitir el orgullo de vivir en un municipio que reitera su compromiso con la diversidad desde el respeto. Además, queremos invitar a la ciudadanía a que se adhiera, por un lado, a apoyar y visibilizar al colectivo LGTBIQ+ y, por otro lado, a mostrar nuestro más firme rechazo ante cualquier violencia homófoba que ocurra en nuestro municipio».

Espacios seguros y libres

Otro de los participantes en la jornada, Iker Martín, responsable de Calidad de IMQ Igurco, puso de relieve que «es nuestra responsabilidad, como profesionales, proporcionar un espacio seguro en el que las personas mayores LGTBIQ+ puedan vivir y expresarse en libertad. La atención centrada en la persona abarca también los aspectos de la sexualidad y la identidad de cada persona. Para ello, resulta fundamental que los centros sociosanitarios, en colaboración con las instituciones y agentes sociales avancemos en la sensibilización, la formación y la inteligencia emocional necesaria para ello».

El experto ha continuado manifestando su confianza en que la jornada organizada por las residencias de IMQ Igurco en Amorebieta-Etxano y el Ayuntamiento de la localidad, «sea la primera de muchas iniciativas que contribuyan a la normalización y el trato digno de un colectivo que, durante décadas, ha luchado por el reconocimiento de sus derechos».

Las personas mayores LGTBIQ+ en riesgo de sufrir una doble discriminación