Los podólogos advierten de los riesgos de arreglarse los pies para el verano en centros estéticos

Cuidarse los pies en verano
Cuidarse los pies en verano
En estos establecimientos se pueden limar, pintar o pulir uñas pero por ley tienen prohibida la utilización de sistemas cortantes
Los podólogos advierten de los riesgos de arreglarse los pies para el verano en centros estéticos

El Colegio Oficial de Podólogos del País Vasco quiere alertar a la ciudadanía de los riesgos para la salud que suponen ciertas prácticas que se están llevando a cabo por personas que no forman parte del campo de la Podología. En este contexto, quiere poner el foco del intrusismo en las tiendas de estética por realizar su trabajo sin la formación ni las herramientas adecuadas que garanticen la salud de las personas que acuden durante el verano a tratarse los pies.

El Colegio Oficial de Podólogos del País Vasco ha recalcado que “este tipo de establecimientos se preocupan en primer lugar de la estética y, posteriormente, de la salud”. Además, ha destacado la entidad que “por ley estos establecimientos tienen prohibida la utilización de sistemas cortantes y, por ello, no tienen que pasar ningún tipo de inspección sanitaria”.

“Pese a no disponer de la autorización pertinente para hacer uso de esas herramientas, sí que las emplean para realizar sus prácticas. Esto supone un gran riesgo para las personas usuarias, ya que en caso de que surja alguna complicación, como puede ser una hemorragia al cortar durezas en los pies, no poseen los instrumentos necesarios para evitar que la situación se agrave. Asimismo, el material que emplean no ha pasado el debido proceso de esterilización y existe un riesgo real de infecciones”, han subrayado.

Desde el Colegio Oficial de Podólogos del País Vasco han aseverado que “en las tiendas de estética generalmente las personas usuarias empiezan a ser tratadas desde el punto de vista estético y luego pasan a ser analizadas desde el punto de vista de la salud”.

“En estos establecimientos se pueden limar, pintar o pulir uñas pero por ley tienen prohibida la utilización de sistemas cortantes. No pueden emplear nada que sea cortante y por ello no tienen que pasar ningún tipo de inspección sanitaria. Quien lo hace somete a un grave riesgo a las personas usuarias porque estos centros no tienen los instrumentos ni los medios para evitar cualquier problema de salud como una hemorragia al cortar durezas en los pies, por ejemplo. Además, el material que emplean no ha pasado el debido proceso de esterilización y hay un riesgo real de infecciones”.

En este sentido, los podólogos vascos han destacado dos conceptos necesarios a la hora de trabajar en este ámbito”. “Por un lado, está la oficialidad. Es decir, un paciente que se trata la salud de los pies es evidente que necesita un profesional formado para detectar la problemática. En relación a este punto, predomina la necesidad de disponer de los materiales adecuados que van a emplearse, y eso implica que deben estar revisados y esterilizados”.

Por otro lado, han ensalzado que “la seriedad que va ligada al conocimiento. Con esta afirmación queremos decir que un colegio profesional, como es el de Podólogos, siempre prima lo que es la buena actuación de sus colegiados y profesionales. Sin embargo, esto no es posible controlarlo cuando se trata de gente que tiene que buscarse la vida dado que, en ocasiones, el concepto ético queda un poco olvidado cuando se trata de este tipo de casos”.

En este contexto, el Colegio Oficial de Podólogos del País Vasco ha afirmado que “pretende que las prácticas en estos establecimientos no perjudiquen a la salud de las personas”. “Por ejemplo, los hongos son muy contagiosos, en especial durante el período veraniego. Si los trabajadores de la tienda estética no tienen los instrumentos necesarios para tratar los pies, puede suponer un peligro”, han concluido los podólogos vascos.

Los podólogos advierten de los riesgos de arreglarse los pies para el verano en centros estéticos